miércoles, 15 de julio de 2009

miércoles, 8 de julio de 2009

Las joyas semi-perdidas de Pentagram (I)


Hoy con la tontería de madrugar me he planteado recuperar algunas de las joyas hasta entonces enterradas completamente por el paso del tiempo recopiladas por Relapse de los
Pentagram yankees, más conocidos como los Black Sabbath de USA, apelativo que ya debería hablar por sí solo...
'First daze here' (2002) no es más que una recopilación de singles y alguna que otra demo incluyendo mogollón de temas que más tarde serían regrabados. Sin embargo, ese entrañable sonido setentero, las influencias de las bandas de la época, la voz menos castigada de Bobby Liebling y el contexto en general hacen necesario resucitar ese material de un modo u otro. El álbum abre con la aridez de "Forever my queen", un tema ácido en todos los aspectos, de riffs machacones y un par de solos inolvidables; "When the screams come", clásico absoluto del grupo de Virginia con un riff que ya lo quisieran Deep Purple para ellos, la conmovedora "Walk in the blue light" como pura declaración de principios, la perfección de "Starlady" que tanto puede sonar a Rory Gallagher como a Blue Cheer, la grandísima letra de un temazo como es "Lazylady" ("and when I look back on all the good times we had / I hope I never see her again"), mi favorita "Review your choices", epítome del doom por excelencia con los mejores solos que ha grabado Hasselvander jamás como demostraría más tarde en la versión del disco de mismo nombre, el riff pegadizo de "Hurricane", el sonido monolítico de "Livin' in a ram's head", ese bajo introductorio en "Earth flight", una vez más los solos desquiciantemente buenos de "20 buck spin" y finalmente el broche de oro con las dos canciones más jodidamente bellas jamás compuestas: "Be forewarned" y "Last days here". Mención aparte merece la regrabación de la primera en el álbum de mismo nombre de 1994, relentizada y durando el doble. Ahora podría hablar del resto de su discografía pormenorizando sus increíbles LP's y destacando una vez más el sonido infernal de su debut, las piedras angulares de la talla de "Broken vows" o "Burning saviour" recogidas en 'Day of reckoning', la densidad de 'Be forewarned' o del sabor a azufre y el tacto abrasivo de mi preferido 'Review your choices', pero no sería la primera vez que lo hago. De hecho ya he hablado largo y tendido de este disco, pero el blog es mío y hoy me ha dado el venazo...

Creo que por hoy queda todo dicho, ya si eso otro día me pongo a charlar largo y tendido sobre el 'First daze here too' (2006) y todo lo de Bedemon, Death Row y Macabre. De eso y de los incidentes del bueno de Bobby en el aeropuerto camino de Francia para actuar en el Hellfest a estas alturas ya clásicos... pues eso: "as I wake in the darkness and I look around there is no souuund...".

martes, 7 de julio de 2009

Comunión lisérgica


Hoy me he levantado sin demasiadas ganas de encarar el día y con más legañas en los ojos de la cuenta. Ni siquiera resacoso hubiera aprovechado mejor la ocasión para hablar de...


Desquiciante banda de Worchester (Massachussets) que, desde que conseguí su único CD de título más que sugerente, 'As heaven turns to ash', figura entre mis favoritas y, sobretodo, entre mis más notables influencias a la hora de coger un instrumento y componer. No he sido capaz de encontrar mucha información de ellos, pero según parece ser, la primera formación de Warhorse proviene de las cenizas de dos grupos de death metal, Desolate e Infestation, de donde provenían Jerry Orne y Mike Hubbard, bajista y batería respectivamente. Sumándole la voz y guitarra de la preciosa Krista van Guilder acabaron grabando su primera edición, la homónima demo en cinta autoeditada (1997). En ella ya apreciamos las veredas pantanosas que acabarían transitando de manera mucho más acentuada en 'Lysergic communion', EP que recopilaba la demo 'Winter' (1998) donde aparecen por primera vez "Death's bride" (renombrada como "Doom's bride" posteriormente) y "Lysergic communion" más dos temas o "himnos" que mostraban esos elementos tan puramente lisérgicos que caracterizarían sobretodo su primer y último larga duración, esa manera tan acertada de combinar riffs arrastradizos e insanos con partes oscuras y pasajes de bajo cargados de altas dosis de THC. Eso y un cambio notable a las voces ya que en vez de Krista se encarga de ellas Mike. Aparte, algún otro cambio de formación habría, pero ya hay páginas dedicadas a informar de ello. Así pues, tras un EP editado por Ellington Recs. el 2000 llamado 'The priestess' (del cual no he logrado encontrar ningún ripeo de calidad notable), donde hasta versionaban un tema de los thrashers Wargasm, van y sacan su ya anunciado CD por Southern Lord el 2001. Sólo el hecho de acercar la oreja al altavoz con temazos lapidarios como "Every flower dies no matter the thorn (wither)" o interludios fúnebres como "Amber vial" ya supone una delicia auditiva que pocos han sabido igualar. Tengan en mente el 'Forest of equilibrium' de Cathedral, pónganlo a menos revoluciones y añadan un sonido muchísimo más saturado y con esos maravillosos interludios hipnóticos y casi mántricos para acercarse mínimamente a lo que supone un disco como 'As heaven turns to ash'. Finalmente, el espectacular y de profético nombre 7'' EP 'I am dying' (2002) también editado por Southern Lord supondría el último clavo en el féretro del grupo estadounidense. Así pues, terminaba la corta pero intensa trayectoria del trío yankee más grande desde Winter en practicar doom denso y cabrón. Queden sus obras aquí recopiladas como más que conmovedor y doloroso epitafio.

lunes, 6 de julio de 2009

Violencia sónica


Empezaré con este blog como si fuera la entrada 7, 11 o 26, pues, como todos sabemos, los formalismos no sirven para nada.




Sonic Violence fue una banda inglesa, concretamente de Essex, de trayectoria tan efímera como necesaria. Tanto su LP de debut 'Jagd!' (1990) como su siguiente edición 'Transfixion' (1992) ofrecen un cúmulo de sensaciones claustrofóbicas, post-apocalípticas y termonucleares que nadie debería dejar escapar. No se me ocurren bandas con las que compararlos ya que su aproximación al llamado "metal industrial" (etiqueta cajón de sastre por antonomasia) es de carácter mucho más marcial que unos Godflesh o Pitchshifter, pero ningún seguidor de las bandas citadas, Swans o Einstürzende Neubauten debería dejar escapar este grupazo ya extinto. Aparte, todos los puristas talibanes flipados de Entombed quizás encuentren parecidos razonables entre el sonido de guitarras del 'Jagd!' y el 'Clandestine'. Para muestra un botón: "Blasphemer". Aquí os dejo con sus dos únicos álbumes completos a falta de encontrar algún ripeo de sus EP's de entre los cuales destaca 'Casket case'. Los links están sacados de otros blogs, pero comprobados y con buena calidad de ripeo. Huelga decir que hay que rebuscar en tiendas de segunda mano para dar con estas dos reliquias, aún así por eBay se dejan ver a precios más que decentes. Y ya que estamos, dedico post a mi non-blood brother Raúl por haberme abierto los ojos hacia el inframundo del ruidismo exacerbado que tantas alegrías me ha dado. Optimum Wound Profile manda.